Woonivers

El Tax Free beneficia a tu país.

Desde su creación en la década de los ochenta, el Tax Free ha contribuido a que los gobiernos atraigan más turistas extranjeros y a hacer que estos se animen a gastar más en los comercios locales. Los expertos en la materia aseguran que estas ganancias superan a los ingresos perdidos en impuestos sobre ventas.

Además, el Tax Free ayuda a que los gobiernos incrementen el PIB de su país.

El problema es que el Tax Free se ha quedado estancado en los ochenta.

El cuadragésimo aniversario del Tax Free está cada vez más cerca y los gobiernos de todo el mundo se empiezan a dar cuenta de que durante este tiempo no han conseguido beneficiarse de todo el potencial del Tax Free, ya que solo se devuelven los impuestos de entre el 20 % y el 30 % de las compras realizadas por extranjeros.

Esto es así debido a las limitaciones de los regímenes actuales:

El Tax Free sigue siendo un lío para los viajeros.

Enseñar el pasaporte en las tiendas, cumplimentar formularios, hacer colas extra en los aeropuertos… En definitiva, la experiencia Tax Free para los extranjeros es lenta, engorrosa y agobia al visitante con molestias innecesarias.

 

Solo algunos comercios disponen de Tax Free.

Los viajeros solamente tienen la opción de solicitar la devolución de impuestos en los grandes establecimientos que tengan acuerdos con operadores Tax Free, por lo que la mayoría de comercios sigue sin poder beneficiarse de estas ventajas.

 

A los viajeros se les cobran unas tasas muy elevadas.

Entre el 20 % y el 30 % de las devoluciones de impuestos que corresponden a los viajeros acaban en los bolsillos de los operadores Tax Free, que a su vez abonan una parte de los beneficios a los comercios. 

 

La solución de digitalizar el régimen antiguo es insuficiente.

Algunos países han optado por digitalizar parcialmente sus regímenes Tax Free a través del uso de servicios digitales para emitir solicitudes de devolución de impuestos y de la instalación de sistemas de sellado digital en sus fronteras.

Si bien es cierto que estas medidas consiguen eliminar algunos de los obstáculos presentes en el proceso de devolución de impuestos a los viajeros, no soluciona en absoluto los problemas relacionados con la escasa presencia del Tax Free en comercios o con las comisiones desproporcionadas.

El quid de la cuestión es algo que los operadores Tax Free que se benefician de esta situación no quieren que sepas.

Esta situación tiene que ver con dos características muy específicas de los sistemas Tax Free:
el hecho de involucrar a los comercios en las operaciones y la decisión de quién debe tener la libertad para elegir un operador Tax Free.

Para que el proceso sea seguro y no haya fraude es necesario llevar a cabo dos operaciones fundamentales en el momento en el que se emite una solicitud de devolución de impuestos:

La prueba de identidad

Verificar la identidad del viajero.

La prueba de compra

Verificar los contenidos y las cantidades de la compra.

Cuando se diseñaron los sistemas Tax Free en la década de los ochenta, no hubo más remedio que poner a los propios comercios a cargo de estas operaciones y eran estos los que se encargaban de formar a sus empleados para que pudiesen efectuarlas en el momento en que se producía una compra.

Además de encargarse de estas operaciones, a los comercios también se les daba la libertad de elegir al operador Tax Free que se encargaría del resto del proceso de devolución de impuestos a los viajeros. This resulted in the market of Tax Free operators becoming a game in which operators compete for retailers who will be willing to sign a contract with them. And the main incentive to attract retailers is to offer them a cut from the commission. The larger the cut, the more likely a retailer will find an operator preferable.
Esto hizo que el mercado de los operadores Tax Free se acabase convirtiendo en un juego en el que los operadores compiten por quedarse con aquellos comercios que estén dispuestos a firmar un contrato con ellos. Y el principal incentivo para atraer a los comercios es ofrecerles una parte de la comisión, de forma que cuanto mayor sea esta cifra, más atractivo resultará el operador para el negocio en cuestión.

Es por esto que las comisiones llevan cuarenta años siendo tan altas y, por mucho que la tecnología mejore los costes intrínsecos a la transacción, no hay ningún indicio de que esta situación vaya a mejorar.

Hasta ahora.

.

.

Hemos conseguido mejorar de forma considerable este sistema.

En hemos desarrollado un trámite 100 % móvil en el que hemos introducido cambios esenciales:

Prueba de identidad

La prueba de identidad la aporta el mismo viajero a través de una aplicación móvil, empleando el mismo tipo de sistemas de autenticación de identidad de alta seguridad que utilizan los bancos digitales para abrir nuevas cuentas. Basta con que el viajero ponga su cara y su pasaporte delante de la cámara de su smartphone y un conjunto de algoritmos se encarga de validar la identidad del viajero con una fiabilidad y trazabilidad mayores que las del antiguo sistema.

Prueba de compra

El viajero también se encarga de la prueba de compra: simplemente tiene que escanear el ticket de compra utilizando la cámara de su smartphone. De nuevo, nuestro servicio de visión artificial, que cuenta con la asistencia de especialistas en caso de ser necesario, lee los datos de compra del ticket y emite la solicitud de devolución de impuestos en nombre del comercio.

Ya operamos con este modelo

A los viajeros les encanta el proceso

No solo se evitan las esperas a la hora de comprar y pueden utilizar los puntos de sellado digital, sino que la devolución de sus impuestos también se realiza de forma digital, por lo que tampoco tienen que hacer cola en el aeropuerto.

Los comercios también están encantados con nosotros

Ya no tienen que participar de forma directa en las operaciones de emisión de las solicitudes de devolución de impuestos y simplemente se encargan de entregar a los viajeros el ticket de compra y pueden olvidarse del resto. De esta forma pueden aprovechar el tiempo para hacer lo que mejor se les da: vender.

Además, esta mejora fundamental viene acompañada de un cambio en el marco legal gracias al que se otorga la libertad para elegir un operador a quien realmente le corresponde: al viajero.

Al hacer esto las condiciones del mercado del Tax Free se transforman para fomentar una competencia mucho más sana: en lugar de que sean los operadores los que compiten por conseguir firmar contratos con los comercios ofreciéndoles una parte cada vez mayor de unas comisiones desorbitadas, los operarios compiten por ganar viajeros ofreciéndoles una experiencia de usuario cada vez mejor y unas comisiones cada vez más pequeñas.

Al mismo tiempo, los beneficios del Tax Free se ponen automáticamente a disposición de cualquier viajero que cuente con un ticket de compra. Es decir, a disposición de cualquier comercio de tu país, sea pequeño o grande.

Comisiones reducidas, cobertura universal para todos los comercios y una experiencia mejorada para todo el mundo. Este es la nueva propuesta del Tax Free 3.0. ¿No sería ideal?

Podemos ayudar a los gobiernos

Podemos asistir a los gobiernos en el proceso de adopción del Tax Free 3.0 de diversas maneras:

Asistencia técnica y legal.

Podemos ayudarte con los nuevos requisitos normativos o como cambiarlos, incluidos los regímenes de transición que hacen posible que el Tax Free 3.0 y el antiguo sistema coexistan, de ser el caso.

Desarrolla tu operador público Tax Free.

Al adquirir la licencia de nuestra solución para viajeros 100 % móvil puedes crear tu propia solución pública y hacer que otros operadores reduzcan incluso más sus comisiones.

Servicios digitales adicionales para gobiernos.

Basándonos en un modelo 100 % móvil podemos ayudar a los gobiernos a desarrollar trámites para pruebas de exportación, que son mucho más rápidas y seguras que los puntos de sellado digital. Consúltanos para obtener más información sobre las diferentes opciones que ofrecemos.

Control total sobre la devolución del IVA.

Podemos ayudarte a iniciar un nuevo proceso que te ofrezca la oportunidad de tener todo el control sobre la devolución del IVA, así como a enviar a los comercios el certificado de pago del IVA final o a exportar datos sobre el IVA.

¡Dejanos ayudarte!

Y llevar el Tax-Free al otro nivel.

 Escríbenos a government@woonivers.com o llama al +34 910 502 751 y resolveremos todas tus dudas y preguntas.

El Tax Free 3.0 ofrece una opción notablemente más segura, sencilla y más justa para todas las partes implicadas en el proceso. Es hora de cambiar las cosas.